Hace poco hablábamos de la importancia de tener el control sobre el ruido que tu marca genera en social media. Pues bien, ¿qué mejor forma que ser  tú mismo quien de la posibilidad de que hablen sobre ti?

No tienes nada que temer, es más, la transparencia debería ser una de las cosas a tener en cuenta en tu plan de comunicación. Cada vez más, buscamos informaciones y calificaciones online, críticas de especialistas o simplemente de alguien como tú que ya ha probado ese producto que te planteas adquirir. El consumidor online ahora sigue un proceso de toma de decisiones en el que la búsqueda de información de terceros juega un papel muy importante en la decisión final de compra. Un proceso que Google ya ha denominado como ZMOT el momento Cero de la Verdad.

ZMOT

Y para facilitar ese momento de dudas y búsquedas, dar relevancia a los comentarios de tus clientes es una acción más que acertada para tu estrategia de social media.  Por ejemplo, si tienes una tienda online, otros clientes pueden mostrar sus opiniones en la propia ficha del producto y ser esto lo que anime al cliente potencial a darle al click en ese momento. Con ello no solo acortas ese proceso de búsqueda, sino que además puedes evitar que el consumidor se vaya a buscar opiniones y que pueda terminar en la competencia.

Un sistema de valoraciones como cinco estrellas, o puntuaciones también puede servir para generar confianza, pero lo cierto es que no hay nada tan creíble como la palabra de un consumidor a otro.

Así que si tu producto es bueno ten por seguro que tendrás comentarios de clientes agradecidos y ¿qué hay de malo en eso? Pero atención, no estamos hablando únicamente de habilitar los comentarios, sino que los utilices, que sean una herramienta en tu estrategia de marketing online.

Debes saber cómo aprovechar correctamente esas calificaciones y comentarios. Lo ideal es que los utilices a gran escala, compartiendo los comentarios en Facebook, Twitter, LinkedIn… en los perfiles de redes sociales que tengas activos y asociados con tu compañía. Y sobre todo, con una frecuencia muy regular.

Aunque es opcional dejar comentarios y el cliente satisfecho lo hará porque quiere, no necesita incentivos. Pero también puedes considerar algunas formas de mostrar tu gratitud ante una crítica positiva como promociones, descuentos, sistema de puntos para premios…etc.

Así que para animaros a que dejéis un comentario en el post, os invitamos a tomar un café. Eso sí, de momento tendrá que ser virtual.