Google puede presumir de haber entrado en la historia de los teléfonos móviles: se ha hecho público recientemente que hay más de un billón de dispositivos Android en el mundo.

Es difícil pasar por alto la popularidad de Google y Android, sin embargo, la empresa no va a pararse ahí. Para popularizar su sistema operativo, la empresa decidió nombrar su próxima versión como “KitKat”. Después de Jelly Bean, el sándwich helado y el pan de jengibre, la compañía cree que es la famosa chocolatina de Nestle la que mejor puede encarnar la versión de Android 4.4.

Por su parte, esperamos que en un futuro cercano veamos millones de barras de KitKat con  la el logotipo de Android en el envasado, hasta un total de 50 millones de kitkats con esta marca, y serán distribuidos en 19 países: en 19 países – Australia, Brasil, Alemania, India, Japón, Rusia, Estados Unidos y Oriente Medio. El número de tablets Nexus 7 que la empresa está dispuesta a dar a los compradores de estas chocolatinas con el logo son todavía un secreto.

Obviamente, el acuerdo es beneficioso para todas las partes: Google recibe el apoyo de cientos de miles de fans de KitKat, mientras KitKat gana con la promoción de Google y el aumento de las ventas que eso supondrá. Lo que es interesante es que el acuerdo, según la BBC, es totalmente gratuito. Ni Google ni KitKat tienen que pagar por la operación.

En general, los fans de Google y KitKat tendrán algo de qué hablar, porque el próximo Android combinará el “mejor” de ambos productos – Innovación Android y el atractivo de KitKat.