Durante las épocas de temporada baja, algunas empresas paran sus actividades online para gastar menos dinero. Sin embargo, esta no es una buena idea.

En seguida te explicamos el por qué:

• El fortalecimiento de la posición en los motores de búsqueda requiere mucho tiempo y requiere que ese trabajo invertido sea gradual. Además, la posición en Google puede perderse muy fácilmente.

• Mientras no tengas el control de la situación, es una oportunidad perfecta que le estás brindando a tus competidores.

• Volver a la situación inicial requiere mucho tiempo y recursos que es casi como empezar de cero.

• Los motores de búsqueda tienen una actitud negativa para los enlaces que son activados y desactivados constantemente.

Internet es una fuerte herramienta y es por esto que es siempre recomendable mantenerse en constante movimiento en lugar de pararse. Sin embargo es muy difícil permanecer en las posiciones más altas. Esto requiere mucho tiempo, esfuerzos y sobretodo recursos. La única posición que permanece estable en la red es la última y no tienes que hacer ningun esfuerzo para alcanzarla.

En otras palabras, puedes perder un tiempo precioso, clientes y consecuentemente beneficios.

Acuerdate de que los motores de búsqueda no son inconsistentes. Pueden penalizarte por estos descansos y esto podría penalizar también el SEO de tu página web. Una mala reputación de la web para los Google acabará suponiendo un gasto mayor de tiempo y dinero para los periodos de temporada alta. Piensa si es una buena idea