Si sois seguidores fieles de algún blog no corráis a ver cuándo será esto posible, todavía es sólo un prototipo. Kevin Rose, el fundador de Digg, ha sido el creador de esta idea de blog al estilo voyeur.

Tiny (cuya traducción al castellano es pequeño, por cierto) tiene dos factores que lo diferencian del resto de plataformas blogs como WordPress y Blogger. Su diseño minimalista, y la más impactante, la posibilidad de “espiar” al autor del post.

Rose piensa que los blogs se han convertido en una experiencia sin vida, un fondo estático, una historia que contar, una relación entre redactor y lector que podría explotarse más allá de los comentarios. Para acercar más a ambas partes propone la grabación de un vídeo mientras el blogger está escribiedo su post y colocar el clip como fondo difuminado del artículo. Previo consentimiento del autor del blog, claro.

Resulta una idea interesante, pero en nuestra opinión es una tendencia de la que los bloggers van a tener la palabra. Hay a quienes no les parecerá nada relevante, como las bloggers de moda que ya están acostumbradas a que su cara sea conocida y a compartir sus momentos más personales; pero también hay muchos bloggers que son ánonimos para sus lectores y pese a que se difumine, prefieren seguir sin desvirtualizarse.

Para concluir, siendo sinceros, por mucha innovación que pueda suponer para el formato blog, los máximos beneficiados serían los lectores más morbosos. Veremos si finalmente Rose se atreve a invertir en su creación ya que recordamos que solo ha sido lanzado como prototipo.